San Benito de Nursia

Fundador de la Orden de los Benedictinos,

San Benito de Nursia es el Santo al que se le atribuyen varios méritos, pues es Patrono de Europa, patriarca y fundador del monacato de occidente y una santidad particular reconocida por la Iglesia del exorcismo. En el  Santoral Católico San Benito de Nursia es venerado por la Iglesia Católica y Ortodoxa, siendo el día 11 de julio su festividad.

La biografía de San Benito de Nursia también destaca por la creación de la Santa Regla, un libro minucioso a modo de reglamento en el que se recogían los dictámenes más importantes a respetar y practicar por todas las comunidades monásticas.

Biografía de San Benito de Nursia

Vida de San Benito de Nursia

San Benito de Nursia nació en el año 487 d.C., en Nursia, para morir en el año 547 d.C., en Montecasino. Proveniente de una familia adinerada, desarrolló los estudios de retórica y filosofía en Roma para después trasladarse a Enfide, donde comenzó a practicar una vida basada en la más estricta disciplina ascética. Fundó su primer monasterio alrededor del 529 d.C, fundando cada vez más monasterios donde practicar la Fe de Dios, y escribió La Santa Regla, un libro relacionado con una de las disciplinas a practicar por los monasterios, totalmente inspirado por Dios. Esta obra fue con el tiempo muy difundida, adaptada para todas comunidades religiosas, tal y como también se señala en El Evangelio. También es considerado el patrón del exorcismo por las prácticas que desarrolló, por los grandes poderes atribuidos a la medalla de San Benito. Mucho tiempo después de su muerte, en el año 1964 el Pablo VI le concedió el título de patrono principal de Europa. Además, también es considerado como el patriarca del monacato de occidente.

Milagros de San Benito de Nursia

San Gregorio estableció las memorias de San Benito, en las que recoge algunos de los milagros de San Benito de Nursia.
Algunos de estos milagros son el muchacho que no sabía nadar, un joven que cayó al agua y se ahogó, pero que con la ayuda de un discípulo de San Benito de Nursia logró cruzar el lago gracias a la creencia y obediencia hacia el santo. También es conocido por haber salvado a uno de sus discípulos que trabajaban en su monasterio y que quedó sepultado tras haber sido aplastado por una pared. Pero el más conocido de todos es el milagro de las muertes anunciadas, pues consiguió adivinar hasta la la muerte de su propia hermana y la suya misma.

Oraciones a San Benito de Nursia

Patrón de Europa y patriarca del Monacato occidental.

Al igual que sucede con otros Santos, son varias las oraciones a San Benito de Nursia, el Padre de los monjes. Las peticiones a San Benito son recurrentes para eliminar las malas energías, presencias de personas negativas de nuestra vida, así como de agradecimiento por todo aquello cuanto tenemos en señal de amor.  

Novenas a San Benito de Nursia

La Novena es una oración que se reza durante 9 días consecutivos. Las Novenas a San Benito de Nursia, son realizadas durante un periodo de 9 días. Le petición se hace para pedir su amparo, protección o gracia con la que nos ayudará gracias a su intercesión a evitar los problemas, liberarnos de los pecados y seguir el camino de Dios.
Al igual que sucede con otras novenas, estas oraciones deben de practicarse con humildad y constancia, así como acompañarlas de Credos, Padre Nuestro y Salve a la Virgen.

Imágenes de San Benito de Nursia