En esta página encontrarás el evangelio del día según el calendario litúrgico. Repasa a diario las lecturas para el día de hoy según lo que ha marcado la iglesia católica.

Disfruta cada día de la palabra de Dios, reflexiona sobre sus enseñanzas y reaviva tu fe tan sólo leyendo su palabra.

Evangelio del día de hoy

A continuación encontrarás las siguientes lecturas para el día de hoy


  • Evangelio del día
  • Lecturas del día
  • Salmo responsorial

Si lo deseas, también puedes consultar los textos litúrgicos específicos del día que te interesa consultado el calendario de lecturas litúrgicas.

Calendario de lecturas litúrgicas

Primera lectura del jueves, 17 de enero de 2019

Ef 6, 10-13. 18

SALMO RESPONSORIAL

Salmo responsorial del jueves, 17 de enero de 2019

Salmo Responsorial Sal 15, 1-2a y 5. 7-8. 11

Aclamación del Evangelio

Evangelio del jueves, 17 de enero de 2019

Lectura del santo evangelio según san Mateo 19, 16-26

En aquel tiempo, se acercó uno a Jesús y le preguntó: -«Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna?» Jesús le contestó: -«¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.» Él le preguntó: -«¿Cuáles?» Jesús le contestó: -«No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo como a ti mismo.» El muchacho le dijo: -«Todo eso lo he cumplido. ¿Qué me falta?» Jesús le contestó: -«Si quieres llegar hasta el final, vende lo que tienes, da el dinero a los pobres -así tendrás un tesoro en el cielo- y luego vente conmigo.» Al oír esto, el joven se fue triste, porque era rico. Jesús dijo a sus discípulos: -«Creedme: difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Lo repito: Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de los cielos.» Al oírlo, los discípulos dijeron espantados: - «Entonces, ¿quién puede salvarse?» Jesús se les quedó mirando y les dijo: -«Para los hombres es imposible;pero Dios lo puede todo.»