Santa Ana

Madre de María, abuela de Jesús de Nazaret

Santa Ana es conocida por ser la Madre de María y por tanto, la abuela de Jesús de Nazaret. Por ello, Santa Ana es venerada por la Iglesia Católica desde el siglo IV. Este Santo es considerado como un modelo a seguir por la religión católica y es patrona de diferentes países y localidades.




La festividad de Santa Ana se celebra cada 26 de julio conmemorando así su manera de comprender la vida y su sacrificio para la comunidad cristiana, al llevarla al templo de Dios paras que fiera consagrada.

 

Biografía de Santa Ana

Vida de Santa Ana

Santa Ana nació en Belén en el seno de una familia dedicada al campesinado y con descendencias de los reyes David y Leví. Santa Ana contrajo matrimonio con Joaquín, sin embargo, la tristeza de ser una pareja estéril hizo que con dolor pidieran a Dios en nacimiento de una hija. Dios, bueno y bondadoso escuchó sus súplicas y concibieron a María. A los pocos años de su nacimiento Joaquín y Santa Ana la entregaron a los servicios de Dios para que fuera consagrada.

Oraciones a Santa Ana

Patrona de Bretaña, de las mujeres trabajadoras y de los trabajadores mineros

Con motivo de ser patrona de las mujeres trabajadoras, su ayuda para combatir la pobreza y su protección para las parejas sin hijos, las oraciones a Santa Ana están enfocadas para solicitar su protección y conseguir su providencia para que ruegue por nosotros. La oración más destacada de todas es la oración a Santa Ana para concebir un bebé, con la que solicitamos sus virtudes para que preste atención a nuestras intenciones y podamos cumplir este deseo. Otra petición con la que solicitamos su compasión es la oración a Santa Ana para el amor, ya que ella con su piedad y por su protección ante la familia cristiana como madre de María con su divina gracia pedirá por nosotros.

Imágenes de Santa Ana