San Agustín

Gran pensador y filósofo del cristianismo

San Agustín es conocido en la Iglesia Católica por ser uno de los Santos cuya actividad ha tenido mayor transcendencia para la vida cristiana. Esto se debe a que San Agustín de Hipona dedicó toda su vida a la oración y al estudio de la teología.

A lo largo de la vida de San Agustín sucedieron varias etapas que marcaron un antes y un después en su vida. El conjunto de todos estos hechos fue el que desembocó en una de sus obras más conocidas: Confesiones.

Biografía de San Agustín

Vida de San Agustín

La biografía de San Agustín si por algo destaca es por su flagrante dedicación al estudio de la ciencia y teología. Es conocido como el gran pensador del cristianismo. Nacido en Tagaste el 13 de noviembre del año 354, San Agustín de Hipona dedicó toda su vida al estudio de la humanidad, creando una cantidad de obras que versan sobre esta temática. Su madre, Santa Mónica le enseñó todo lo que debía saber sobre los principios cristianos, enseñándole así el verdadero camino de la Fe. Su mente sobresaliente es la que le otorgó grandes habilidades en los campos de la retórica y la literatura, haciendo especial hincapié en los estudios del bien contra el mal. Se deshizo de todos sus bienes y propiedades para ayudar a los más desfavorecidos y dedicarse al sacerdocio y a la vida monacal, hasta ser proclamado como obispo de Hipona y doctor de la Iglesia.

Milagros de San Agustín

De acuerdo con el Evangelio, los milagros de San Agustín serían sus obras dedicadas en especial al Espíritu Santo.

Oraciones a San Agustín

Patrón de la Teología

Las oraciones a San Agustín tienen como objetivo todas ellas solicitar su ayuda para encontrar el camino correcto que nos lleve a Dios. En particular, la oración a San Agustín no llores si me amas es conocida por su fortaleza y por su apoyo en la búsqueda de la verdad para atraer a nuestra vida personas afines al pensar de Dios.

Imágenes de San Agustín