Oración Santa Gema para quedarse embarazada

¿Cómo rezar esta oración?
Una vez hayas terminado de rezar la oración a Santa Gema sobre el amor deberás rezar un Padre Nuestro, una Avemaría y una vez el Gloria.

¿Quieres obtener el milagro de quedarte embarazada? Con el apoyo de las oraciones cristianas tenemos uno de los mejores apoyos para que este sueño se haga realidad. Santa Gema, justa sabia e inteligente te dará todo el apoyo que necesitas en estos momentos. Con la oración a Santa Gema para quedarse embarazada obtendrás toda su fuerza para conseguir este sueño.

El embarazo es uno de los momentos más esperados en la vida de cualquier persona. Supone la continuación de la familia y los valores cristianos que hemos recibido desde nuestro nacimiento. Además, los versículos bíblicos para embarazadas serán un extra para cumplir nuestros deseos por conseguir este gran favor.

Petición a Santa Gema para quedarse embarazada

Letra de la oración a Santa Gema para quedarse embarazada

Descubre la letra de la oración a Santa Gema para el amor y haz uso de ella en todas y cada una de tus reflexiones cristianas. Muéstrale en todos tus momentos dedicados a la oración que tu necesidad es verdadera y que te sientes preparada para recibir este gran don que Dios ha puesto en nuestra vida. Además, también puedes hacer uso de la oración a San Charbel para quedarte embarazada y que ambos pueda protegerte de todo mal y abrir los caminos para la creación de un nuevo ser en tu seno.

Santa Gema Galgani.
Tú que recibiste del cielo inteligencia tan clara,



tú que contemplas desde el cielo
mis pasados descuidos y negligencias
alcánzame del Señor el perdón que humildemente imploro.
Oh gloriosa Santa Gema, te pido que puedas traer luz a mi vientre,
a que me ayudes a alcanzar el mayor deseo de la vida. Contribuye a la creación de un ser en mi seno, sano y protegido por Dios.
Santa Gema por favor, pido tu brillante protección
para que mis deseos se hagan realidad y pueda alcanzar el sueño de la materindad.
Por favor, Santa Gema, bendícenos y escucha mis súplicas,
ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.
Amén.